miércoles, 8 de julio de 2009

Alternativa Sí se puede propone un Museo del Carnaval con mucha energía


Elevarán una propuesta al Ayuntamiento de Santa Cruz para que el futuro Museo del Carnaval sea un emblemático edificio en el ámbito de las energías fotovoltaica.
El portavoz de esta formación en la capital tinerfeña, Pedro Fernández Arcila, recuerda que, durante la primera campaña electoral de Alternativa Sí se puede por Tenerife en el 2007, desde el Comité Local de S/C de Tenerife se propuso aprovechar las cubiertas y las fachadas de los edificios que presentaban condiciones adecuadas de orientación y superficie para instalar superficies solares, y de todo estos proyectos destacaba especialmente el proyecto de Museo de Carnaval de Tenerife que se propone en el edificio de aparcamientos públicos ubicado en la prolongación de la calle Ramón y Cajal que, por su inmejorable ubicación, orientación y disposición longitudinal, permitirá contar con una gran superficie solar en la cubierta y en la fachada al sur, y obtener un único y espacioso recinto diáfano de aproximadamente 3.000 m2 de superficie ideal, por tanto, para el Museo del Carnaval de Tenerife.

La idea original de esta propuesta parte de Joaquín Galera Gaspar,arquitecto y miembro de Sí se puede, para quien el Museo del Carnaval de Tenerife que proponemos
estará situado en una zona inmejorable del centro de Santa Cruz, muy cerca de
otros museos y edificios de interés, lo que garantiza la visita de gran parte
del turismo que se acerca a nuestra ciudad, y con el añadido de que al futuro
museo se accederá directamente desde la histórica y carnavalera calle de La
Noria.
Galera Gaspar resalta del proyecto la capacidad de autofinanciación y generación de recursos económicos que posee el edificio, ya que, además de constituir una actuación emblemática que impulsará la implantación de sistemas de captación solar en nuestra ciudad y potenciará las actividades e industrias ligadas al Carnaval, la venta de la electricidad producida por las superficies solares y los ingresos procedentes de las entradas de los visitantes, supondrán una importante y permanente
fuente de ingresos que permitirán, una vez cubiertos los gastos de las obras, financiar de forma importante el Carnaval de Tenerife.