jueves, 5 de febrero de 2009

Presupuestos municipales del 2009

Sí se puede presenta una reclamación a los presupuestos de Santa Cruz y denuncia una política insolidaria en materia social, que se plasma en recorte de las partidas destinadas a estos fines, que harán más doloroso el impacto de la crisis y que no encuentra corresponsabilidad en la disminución de las retribuciones de los políticos del grupo de gobierno y de los cargos de confianza.
El portavoz de Sí se puede en Santa Cruz, el abogado Pedro Fernández Arcila manifestó que esta falta de sensibilidad social del gobierno municipal debe conectarse con la actual situación de crisis económica que se padece y que golpea de forma dramática a los sectores populares. En vez de aumentar las partidas para fines sociales, como forma de aminorar el impacto de la crisis entre la ciudadanía más indefensa, el grupo de gobierno aplica en los presupuestos del 2009 una considerable reducción, que además contrasta con las asignaciones al alcalde, concejales y personal de confianza, que no sólo no dan ejemplo de solidaridad, sino que siguen entendiendo el trabajo político como forma de enriquecimiento personal.
En el documento de reclamación que Alternativa Sí se puede presentó en el registro municipal, se critican duramente las asignaciones al Área de Cohesión y Bienestar Social, que en palabras de Fernández Arcila, sufren un recorte de casi un millón de euros con relación a lo presupuestado en el año anterior, lo que supone una reducción realmente significativa en el ámbito de políticas públicas al afectar a materias tales como: mayores, infancia y familia, discapacidad, prevención de drogas, cooperación al desarrollo, etc. Para reafirmar sus apreciaciones, Arcila manifestó que las partidas destinadas a “mayores” se reduce un 46,11 %, la de “menores” un 15,36 %, “discapacitados” se reduce un 3,21 %, “drogodependencias” un 9,13% , “inmigración” un 58,85 %, “acción social en distritos” se aminora un 30% , cooperación social y voluntariado un 21,50%, presentando un cuadro estadístico que lo demuestra.
Sí se puede también enfoca sus denuncias a los presupuestos del Área de Cultura, que ya habían quedado aminorados de manera destacable en el año 2008 con respecto a los del anterior, concretamente en algo más de un 1.000.000 € y que ahora vuelven a sufrir una minoración de un 29% menos con respecto al 2008 ( 1.360.729€) .
Para la organización de izquierdas, la Memoria de la Presidenta del Organismo Autónomo de Cultura es la expresión del mayor fracaso político de nuestra historia municipal, con la desaparición durante este año la programación teatral, de danza y de música; los gastos destinados a la Banda Municipal no cubren ni los transportes de instrumentos; el presupuesto para el mantenimiento e inventario del Museo municipal depende enteramente de lo que aporte el Gobierno; se carece de dinero para el traslado de la Biblioteca y para la compra de libros, se reducen a un 50% las suscripciones periódicas de las bibliotecas; no se ha podido presupuestar el mantenimiento de las salas de exposiciones.
En este sentido Fernández Arcila denuncia que es del todo incomprensible que se proceda al saldo y liquidación de la cultura en nuestra ciudad pero, por el contrario, se continúe manteniendo un personal de confianza que asesore en materia de cultura.
En su escrito de reclamación Sí se puede también denuncia la situación de La Sociedad de Desarrollo, que se encuentra en una situación crítica y que no juega un papel fundamental hacia la activación económica y el empleo y que es preciso cambiar para que abandone políticas de promoción personal de los políticos del grupo de gobierno, que hasta ahora ha sido su principal ocupación.
Las partidas para los distritos, el Endeudamiento y gastos superfluos , la ausencia de políticas medioambientales , o la falta de criterios políticos para minimizar los efectos de la crisis, también son denunciados en la reclamación de Sí se puede, organización que hace responsable al grupo de gobierno de la situación de crisis financiera en la que se hallan las arcas municipales, por la ligereza en el gasto y en el despilfarro económico de los últimos años en que la bonanza permitía disparar con pólvora ajena.

Documento de reclamación presentado a los presupuestos de 2009 (pdf)