jueves, 17 de julio de 2008

Alternativa Sí se Puede por Tenerife denuncia el trato de favor a la pareja del primer Teniente Alcalde de santa Cruz de Tenerife, en el Servicio de Fisiopatología Fetal de la Residencia La Candelaria



Alternativa Sí se Puede por Tenerife se hace eco del malestar de varias usuarias del servicio de consultas externas de fisiopatología fetal del Hospital Nuestra Señora de La Candelaria, en la capital tinerfeña y hace pública su denuncia de unos hechos impropios de los tiempos que corren.

Dirigentes de la organización ecologista y de izquierda manifestaron a los medios que en la mañana del 15 de julio los/as empleados/as de este servicio y las numerosas usuarias congregadas para sus revisiones de cara a los próximos partos, tuvieron que soportar un injustificado retraso durante más de una hora.

Para Sí se puede, el motivo de esta dilación fue la llegada del primer teniente de alcalde y concejal de Economía y Hacienda de Santa Cruz, Ángel Llanos y de su esposa, que junto a un médico particular ocuparon durante más de una hora, sin respetar ningún tipo de turnos o normas, la consulta. Durante media hora, mientras la esposa de Ángel Llanos pasaba por el registro, el Teniente de Alcalde y una acompañante de la familia esperaron dentro de la consulta paralizando el servicio, lo que provocó la indignación de trabajadores/as y usuarias. El resto de embarazadas fueron “animadas” a desayunar mientras la pareja de este personaje era atendida. El resto de las pacientes apenas contaron con quince minutos cada una y sin poder llevar acompañantes.

Desde Alternativa Sí se Puede por Tenerife deseamos que este tipo de trato de favor no se mantengan, más aún en un servicio público pagado por todos los ciudadanos/as. No sólo se ha permitido que la esposa del señor Llanos no haga espera, sino que además durante todo el proceso fue acompañada por éste y otro familiar, cosa que ninguna otra usuaria puede hacer. Nos parece indignante que, por el simple hecho de haber sido elegido para un cargo público, se dé a determinados personajes y a sus familiares un trato preferente.

En opinión de la organización de izquierda, la perpetuación de estos usos discriminatorios e irregulares, o los claros tratos de favor frente a unos servicios que son de todos/as, deben ser actividades a extirpar de nuestra sociedad. Estamos ante un anacronismo propio de tiempos pasados, que es posible que añore el Teniente de Alcalde de Santa Cruz y situaciones como éstas deben ser rechazadas y se debe exigir el cumplimiento de las normas para todos/as.