lunes, 30 de abril de 2007

El espacio en la izquierda. Domingo Garí Hayek.

dgarihayek Después de varios quinquenios sin posibilidad de que emergiese una izquierda real en esta Isla parece que, por fin, la confluencia de multitud de vecinos de los barrios santacruceros y laguneros, la incorporación de los activistas más dinámicos y numerosos del ecologismo insular, importantes sectores del mundo universitario, militantes de la izquierda canaria desde siempre, han decidido empujar el carro de Alternativa Sí Se Puede por Tenerife, para con paciencia y entrega, levantar a medio plazo una verdadera organización de masas de la izquierda insular, y por qué no de alcance archipielágico.

El experimento vale la pena. El desafío es enorme, pero con el trabajo de cientos y el apoyo de miles, vamos a dejar de ser huérfanos políticos. La izquierda canaria ha pagado varias veces las consecuencias del consenso. El voto al centro “izquierda”, es decir al PSOE, como voto útil, ha tenido el efecto contrario al que esperaban sus electores. El PSOE ha terminado siendo un partido de centro-centro. Hablo en términos exclusivamente insulares.

La única forma de que a medio plazo se produzca un cambio en la correlación de fuerzas políticas, es si el electorado de izquierda decide dar un apoyo considerable a la única opción de la izquierda real hoy, es decir a Alternativa Sí Se Puede por Tenerife.

De cualquier manera, un cambio de rumbo en la política insular y canaria, no se producirá de la noche a la mañana, es por eso tan urgente comenzar a construir un nuevo espacio en la izquierda, para poner las bases que nos posibiliten salir del atolladero histórico en el que nos encontramos.
Los partidos de centro, por su misma naturaleza, son proclives a pendular a un lado u otro del escenario político, en función del efecto de arrastre que ejerzan otras fuerzas situadas a su izquierda o su derecha.

La anomalía histórica que vivimos en esta isla, es la ausencia de fuerzas en el lado izquierdo, lo que tras una larga temporada ha tenido como consecuencia un desequilibrio de las opciones políticas en favor de las derechas.

En las elecciones del próximo día 27, en el ámbito insular, todas las opciones que entrarán en las instituciones son ofertas electorales de las distintas fracciones de la derecha, excepto el PSOE, que si no lo remedia Alternativa Sí Se Puede por Tenerife, no encontrará en las instituciones interlocutor a su izquierda, y de esta forma seguirá empantanada la política insular entre los modelos desarrollistas de unos y los super desarrollistas de otros.

Las políticas sociales, garantistas y de profundización democrática dependen de hacer bascular las decisiones políticas en otra dirección, pero además, y tan importante como eso, la construcción de un nuevo referente hegemónico, que difunda nuevos valores asentados sobre la solidaridad, la igualdad y la democracia participativa, son esenciales para impulsar un tejido social amplio, sensible a este tipo de cuestiones.

La batalla de las ideas sigue siendo una tarea pendiente de las fuerzas democráticas. Una de las peores consecuencias que tuvo el consenso de la transición fue dejar de lado este asunto. Y sin este asunto no hay izquierda posible. Las derechas se mueven, avanzan, y consolidan posiciones usando el talonario. La defensa de sus intereses materiales es lo que les da fortaleza.

Las izquierdas, si quieren serlo, deben trabajar el territorio de las ideas. Hacer que las mayorías compartan sus principios universales de igualdad, libertad, y fraternidad. Y sobre esos ejes construir los programas de intervención política adaptados a las condiciones reales de cada lugar. Para garantizar que esto comience a ser real aquí, es para lo que surge Alternativa Sí Se Puede por Tenerife.

Domingo Gari Hayek es Miembro de Alternativa Sí Se Puede por Tenerife